Divorcio por Separación de Cuerpos

El divorcio por separación de hecho o separación de cuerpos consiste en el divorcio porque los cónyuges se han separado y dejan de compartir la convivencia de una relación. Esto significa dejar de vivir juntos en el domicilio conyugal o el incumplimiento de la cohabitación por un tiempo determinado. El tiempo que se requiere acreditar para solicitar esta causal de divorcio es 2 años para parejas sin hijos y 4 años para parejas con hijos.

Esta causal de divorcio se oficializa en el 2001. Busca darle solución legal a las parejas que ya no vivían una relación matrimonial pero vivían juntos. Esto sucedía porque no existía en la ley una causal que se refiera a su caso particular. Eran matrimonios que solo conservaban la forma pero ya no tenían la sustancia de un matrimonio.

Solicita tu Asesoría Gratuita

Si tienes alguna consulta sobre algún caso jurídico, nuestros asesores legales están disponibles para resolver todas tus dudas y para buscar la mejor solución para tu caso.

Existe diferencias entre la causal de separación de cuerpos y la causal de abandono de hogar. En la causal de abandono de hogar uno de los cónyuges se aleja del hogar. Otra característica de esta causal es que se desentiende de sus responsabilidades como cónyuge. En este caso suele ser el cónyuge abandonado el que realiza la denuncia. En la causal de separación de hecho, el demandante puede ser aquel cónyuge que se aleja del hogar.

Para solicitar el divorcio por causal de divorcio por separación de cuerpos, el demandante debe acreditar estar al día en el pago de sus obligaciones alimentarias. Es decir, debe tener las pruebas necesarias para acreditar que se hicieron pagos para la sustención del hogar.

separacion de cuerpos

Existen casos en los que se puede solicitar una indemnización como por ejemplo cuando hay una demanda pendiente de alimentos, cuándo existe un desequilibrio económico o cuándo el otro cónyuge pierde el acceso a las atenciones médicas que viene recibiendo.

En lo referente a la sociedad de gananciales, se considera que se termina al momento de la separación de los cónyuges.